Los 7 mejores alimentos para aumentar tus defensas de forma natural

Seguramente alguna vez te habrás preguntado si estás consumiendo los suficientes alimentos o nutrientes para fortalecer tu sistema inmunológico, especialmente si estás lidiando con algún tipo de enfermedad o virus. En general, si llevas una alimentación variada y equilibrada, estás aportando a tu organismo el mínimo de nutrientes necesarios.

Ahora bien, hay determinados alimentos especialmente ricos para aumentar las defensas de tu organismo rápidamente. ¡Sigue leyendo y apréndetelas!

Qué son las defensas del cuerpo

Cuando hablamos de defensas nos referimos al sistema inmunológico, el centro de defensa natural que tiene tu propio cuerpo.  A través de un tipo de células, llamadas leucocitos o glóbulos blancos, está preparado para luchar eficazmente contra infecciones provocadas por agentes invasores externos, destruyendo los gérmenes, las sustancias extrañas o las células muertas que dejan en sangre.

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones. Por medio de una serie de pasos, su cuerpo combate y destruye organismos infecciosos invasores antes de que causen daño. Cuando su sistema inmunológico está funcionando adecuadamente, le protege de infecciones que le causan enfermedad.
Luchas contra infecciones

Qué ocurre cuando las defensas son insuficientes o funcionan mal

A veces hay enfermedades o agentes patógenos que pueden afectar los mecanismos propios de defensa de tu cuerpo, haciendo que estas sean más débiles y que tu organismo pueda ser atacado por bacterias o gérmenes con más facilidad, provocando una infección. En tal caso tendrás que recurrir a ayuda externa como el caso de antibióticos.

En casos de enfermedades graves, como por ejemplo el SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), los linfocitos no tienen la capacidad de defender el organismo, abriendo la puerta a la invasión de gérmenes, sin que el sistema inmunológico pueda hacer nada. Afortunadamente los avances médicos han hecho posible tratamientos de apoyo y defensa del sistema inmunológico.

Cómo aumentar las defensas con la alimentación

Los alimentos son el combustible de nuestro organismo. Para que todo funcione bien necesitamos consumir una dieta rica y equilibrada, que incluya todos los tipos de macronutrientes: carbohidratos, proteínas y grasas saludables, para así asegurar el aporte correcto al cuerpo de todas las vitaminas y minerales que necesitamos.

Pero el estilo de vida sedentario, el estrés, las prisas, la desgana, etc., provoca que muchas veces no estemos tan pendientes de los alimentos que ingerimos o de cocinar, y recurramos más de la cuenta a la comida basura o al picoteo, con el consiguiente detrimento de nutrientes necesarios para nuestro organismo.

Una forma sana, fácil y rápida de evitar esto, es tener en mente estos 7 alimentos que te recomendamos consumir siempre que te sea posible. Puedes incluirlos en tus platos habituales, como ensaladas, sopas o yogures, y así te asegurarás de consumirlos diariamente:

Cítricos

Son muy recomendables por su cantidad de vitamina C, ya que se cree que aumenta la producción de glóbulos blancos. Tómalos sobre todo cuando estés con resfriados. Además de los limones y naranjas, el kiwi contiene una importante cantidad de vitamina C, además de potasio y vitamina K, muy útiles también para el buen funcionamiento del cuerpo.

Verduras de hojas verdes

Especialmente muy recomendables dos de ellas: el brócoli y las espinacas. Son consideradas superalimentos, por su cantidad de minerales y vitaminas que aportan a tu cuerpo. Ambas tienen numerosos antioxidantes y ricas en beta caroteno, que aumenta la capacidad de lucha contra las infecciones de nuestro sistema inmunológico.

Presta especial atención a las verduras de hojas verdes oscuras, muy ricas en vitamina E, un antioxidante natural para tu organismo. Procura cocinar siempre las verduras lo mínimo posible, al vapor, sin casi nada de agua. Y si puedes, consúmelas hasta crudas, en deliciosos batidos verdes, o en ensaladas. ¡Aprovecharás todos sus nutrientes!

Verduras de hoja verde

Semillas

En general consumir semillas habitualmente es saludable y aporta muchos beneficios, pero en lo que se refiere a subir las defensas del cuerpo, presta atención especialmente a:

  • las semillas de girasol, ricas en fósforo, magnesio,vitamina B6, y vitamina E, un poderoso antioxidante.
  • semillas de sésamo, altas en zinc, un mineral esencial para que el sistema inmune funcione bien. Además, participa en la división y crecimiento de las células.
  • semillas de cáñamo, chía y lino, ricas en ácidos grasos esenciales Omega 3.

¿Cómo incluirlas de forma sencilla en tu alimentación? Puedes incluirlas en la leche del desayuno o el yogur o las ensaladas.

Semillas de chía

Frutos secos

Además de grasas saludables, los frutos secos te aportan energía. Muy recomendables las nueces, almendras y las pipas de calabaza, repletas de vitamina E, que estimulan la producción de glóbulos blancos. Además las pipas de calabaza también son ricas en zinc, esencial para el correcto funcionamiento de tus defensas.

almendras

Frutos rojos

Ya los conoces, por su color llamativo: fresas, frambuesas, grosellas, arándanos… Estimulan el sistema inmune por que expulsa las toxinas de tu cuerpo. Son muy antioxidantes pero de todos ellos te sugerimos que optes por el arándano, por sus propiedades antibacterianas (especialmente útiles en caso de cistitis).

batido de arandanos y frutos rojos

Pescados ricos en Omega 3

Te sugerimos algunos tipos de pescado especialmente ricos en ácidos grasos Omega 3, que ayuda a reforzar el sistema inmune, como son el salmón, la caballa, o el atún.

Lomo de salmón con hierbas

Yogur natural

El yogur es rico en probióticos, muy útiles para fortalecer tu flora intestinal, que también tiene una importante función en cuanto al sistema de defensa del cuerpo. Opta siempre por la versión natural de yogures, o con bifidobacterias. Contienen microorganismos que ayudan a repoblar la flora intestinal y la producción de anticuerpos contra bacterias.

Yogur natural con cereal

Los enemigos de tus defensas

Además de consumir alimentos para fortalecer tu sistema de defensa, debes evitar, por otra parte, algunas rutinas y alimentos que hacen la función contraria, minando tu energía y destruyendo tus defensas:

  1. Azúcares refinados: debilitan el organismo.
  2. Exposición a toxinas. Están presentes en muchos alimentos procesados, así que procura consumir productos ecológicos y naturales.
  3. El estrés. Estar en un estado constante de estrés perjudica el organismo en general y desequilibra las funciones de tus distintos sistemas, entre ellos el inmunológico. Ya que aumenta la presión arterial, los niveles de azúcar en sangre y altera el sistema hormonal.
  4. La falta de ejercicio físico. Hace ejercicio de forma regular aumenta las defensas, ya que reduce los niveles de estrés, y el sudor ayuda a eliminar bacterias y toxinas del cuerpo.
  5. La falta de hidratación. Bebe agua aunque no tengas sed (la sed ya es una alerta de deshidratación). Acuérdate de que nuestro cuerpo es casi todo agua, así que no te olvides de “regarlo”. El agua elimina toxinas y purifica nuestro organismo.