Gachas de Avena proteicas para tus desayunos fitness

Los copos de avena en el desayuno son una excelente opción para empezar el día con energía. Puedes tomar la avena con leche, o bien gachas de avena, porridge de avena, o simplemente cocinar la avena en hojuelas que puedes mezclar con leche, zumos, frutas, frutos secos, chocolate... las posibilidades son interminables.

La avena es el cereal más completo y beneficioso para tu organismo, ya que es muy baja en calorías, y alta en vitaminas y minerales. Además aporta mucha fibra y es una gran fuente de energía ya que va liberando glucosa de forma lenta y progresiva. Es por ello que a muchas personas les resulta ideal comer avena en el desayuno, en distintas formas y recetas, desde pancakes y tortitas de avena, hasta tomarla directamente cocida en agua, en caliente. Además es excelente para regular el sistema digestivo y regular el colesterol. ¿Necesitas más razones para empezar a consumir avena en el desayuno desde hoy mismo?

Cómo preparar avena

Puedes comprar la avena en distintos formatos:

  • Hojuelas o copos de avena
  • salvado de avena
  • Harina de avena

Hay quien prefiere comer la avena en crudo, directamente echándola sobre el yogur, o la leche, y combinándola con frutas como el plátano, fresas y frutillas. Pero también puedes cocerla con agua o leche. Para ello simplemente usa media taza de avena, con 1 taza de leche o agua al fuego, y hierve lentamente hasta que quede blanda.

Granola

Cómo hacer gachas de avena

Las gachas o porridge (también llamado “oatmeal”) es una forma fácil y deliciosa de consumir un completo desayuno con avena. Las gachas de avena es un desayuno típico en Inglaterra que consiste en una mezcla de avena con leche o agua, a la que se añaden semillas, frutas o especias, llegando a tener una consistencia pastosa y dulzona.

En nuestra receta de porridge de avena vamos a necesitar:

  • 60 gr. de copos de Avena
  • 1 vaso de leche
  • Canela
  • 4 cucharadas de semillas de Chía
  • 4 cucharadas de linaza

Elaboración:

  • En un vaso de leche añade la avena y deja reposar durante 15 minutos a media hora. De esta forma la avena absorverá la leche y quedará una mezcla pastosa. Hay quien prefiere añadir la avena a la leche hirviendo y dejarla cocer un rato, de forma lenta, hasta que la leche se evapora y queda una especie de papilla. En este caso, lo haremos en frío, simplemente dejándola reposar un rato.
  • A continuación añadimos las semillas de chía y linaza y un poco de canela en polvo. También puedes agregar sirope de Ágave o cualquier otro edulcorante.
  • Puedes añadir frutos rojos o chocolate como en este caso

En este vídeo puedes ver la preparación de las gachas de avena con chía y linaza. Esperamos que te guste y te animes a prepararlo!

 


Si te gustó este contenido suscríbete para estar al día con nuevas recetas y tips 📩

¡Y recibe GRATIS nuestro Plan 7 días Batidos Detox!