Cómo hacer la Dieta Disociada fácil

Seguramente hayas oído hablar de la Dieta Disociada, pues es de las más populares y fácil de seguir. A continuación te explicamos las claves de esta Dieta, y cómo puedes hacer la Dieta Disociada de forma sencilla y fácil, para no liarte.

Origen de la Dieta Disociada

La dieta disociada también es conocida como Dieta Hay, debido al nombre de su inventor, el  Dr. William Howard Hay en 1911. Debido que contrajo la enfermedad de Bright (una enfermedad que causa la degeneración del hígado), se volcó en cuidar su dieta y experimentar con los alimentos.  De este modo desarrolló la dieta Hay o Disociada, basada en que las combinación o acumulaciones desequilibradas de los productos digestivos y metabólicos provocan problemas de salud.
Así pues, la Dieta Disociada no sólo es una plan de comidas para los que desean perder peso sino también para personas que quieran cuidar su salud digestiva.

En sus investigaciones, el Dr. Howard Hay consideró que había 4 factores que causaban principalmente estos problemas: 

  • Un consumo excesivo de carne
  • Un consumo excesivo de carbohidratos refinados (alimentos con almidón)
  • Sustancias químicas digestivas
  • Comer en exceso

En qué consiste la Dieta Disociada

No es la típica dieta de restricción de calorías ni de grupos de alimentos. Básicamente es un tipo de dieta en la que debes saber mezclar unos alimentos con otros, realizar las combinaciones correctas para perder peso. Hay estudios que confirmar que determinados alimentos tomados de forma conjunta con otros, puede producir un aumento o pérdida de peso.

Es decir, la clave de la dieta disociada es realizar una combinación apropiada de los alimentos a consumir. No se trata de pasar hambre ni de realizar ayunos o restringir determinados grupos de alimentos como los carbohidratos. Sino que debes comer todos los grupos alimenticios.

La dieta disociada sí funciona para perder peso. Esto ha quedado demostrado en algunas investigaciones y es debido que al separar determinados  grupos de nutrientes, nuestro cuerpo las metaboliza de forma diferentes, provocando una movilización de las grasas, así como su combustión y eliminación.

Carne con verduras

Reglas de la Dieta Disociada

La dieta Disociada se basa en las siguientes normas:

  • No comer carbohidratos con proteínas o frutas ácidas en la misma comida. Es decir, no comer arroces, patatas, pastas, cereales… con huevos, pescados, carnes, tofú, setián, yogures, leche, etc.
  • No mezclar diferentes tipos de frutas, ya que divide las frutas en ácidas y dulces.
  • Tomar las frutas fuera de las comidas, de forma aislada, ya que después de comer fermentan y causan malas digestiones. Solo la manzana y la pera se consideran neutras y de vez en cuando puedes tomarlas de postre.
  • Los alimentos grasos, como los yogures y los frutos secos, combinan bien con todo y pueden tomarse con lo que sea.
  • Consumir principalmente en la dieta: frutas, hortalizas y ensaladas.
  • Consumir moderadamente estos grupos de alimentos: proteínas, almidón y grasas.
  • Dar prioridad a los alimentos integrales y evitar los alimentos refinados y procesados, como los elaborados a partir de harina blanca, el azúcar y la margarina.
  • Dejar un espacio de cuatro horas entre cada comida (si bien en la práctica las personas que siguen la dieta suelen esperar un mínimo de 3 horas)

Tabla de alimentos de la Dieta disociada

Siguiendo las reglas de arriba, a continuación de dejamos la tabla de los diferentes grupos de alimentos según los dividió el Dr. Hay:

  1. Frutos ácidos: todas las frutas cítricas como los limones, las naranjas, el tomate, mandarinas, y pomelo.
  2. Frutos semi-ácidos: son del tipo cereza, albaricoque, higo, kiwi, fresa, higo, melocotón, piña, la uva, la sandía, las manzanas.
  3. Frutas dulces: Las uvas pasas, el higo seco, la ciruela, los orejones.
  4. Frutos oleaginosos: frutos secos como la almendra, manteca de cacahuete, pistachos, sésamo, nuez, piñón, el anacardo, las pipas de calabaza y otros que aunque no son secos también son de esto grupo son el aguacate y el coco.
  5. Los cereales: Cualquier derivado del trigo y el mismo trigo, mijo, centeno, maíz y derivados, la avena, el trigo. Recuerda que el pan y las pastas (macarrones, espaguetis, etc.) son derivados de este tipo de cereales y por tanto pertenecen a este grupo.
  6. Legumbres: Las lentejas, soja (incluyendo la leche de soja), los cacahuetes, los brotes de alfalfa, las habas, los altramuces, guisantes, judías, los garbanzos.
  7. Hortalizas: Los pepinos, el pimiento, la calabaza, el calabacín, el rábano, la remolacha, zanahoria, berenjena, la alcachofa.
  8. Almidones: La patata, la zanahoria cocida, las castaña o la banana.
  9. Verduras: Acelga, apio, coliflor, endivia, escarola, espárrago, espinacas, lechuga, champiñones y setas, brécol. Además son altamente alcalinos.
  10. Plantas herbáceas: Cebolla dulce, cebolla morada, cebolla seca, ajos, ajetes tiernos.
  11. Huevos: De cualquier fuente: la codorniz, de la gallina, el pato…
  12. Leche y derivados: Desnatada, semidesnatada, entera o yogures.
  13. Mantequilla: Incluye también a la margarina.
  14. Quesos: Cualquier tipo de quesos, aunque sea de dieta.
  15.  Pescados y carnes: pescados y mariscos, las conservas, las carnes rojas y blancas, los embutidos y los encurtidos

comida sana con grupos alimenticios

Ejemplo de Menú de Dieta Disociada

  • Desayuno:
    té, café, infusiones o un zumo de fruta.
    Yogur con cereales / tostadas con mermelada / fruta con yogur / fruta . A cualquiera de estos posibles desayunos se puede añadir algún fruto seco, en poca cantidad.
  • Almuerzo:
    Verduras (crudas, estofadas, hervidas o como queramos) con a arroz, maíz, pasta, patatas, pan, boniatos, tapioca o cualquier otro cereal. De postre tomar yogur, manzana, pera o unos pocos frutos secos.
    Una infusión, un té o un café.
    O bien verduras con proteínas: ensalada con filete de ternera, o un pescado al vapor o la plancha, por ejemplo
  • Merienda:  Tomar una opción diferente del desayuno pero en menor cantidad.
  • Cena:
    Verduras con proteína (carne, pescado, huevos, queso, leche, yogur, gluten o seitán, tofu, tempeh, soja, levadura de cerveza, alga espirulina, frutos secos, lentejas, garbanzos o cualquier tipo de legumbre)
    De postre tomar yogur, manzana, pera o unos pocos frutos secos.
    Una infusión relajante y digestiva.

Si eres una persona que no puede dejar de lado los carbohidratos o determinados alimentos, la dieta disociada es para ti. Si no te convence, puedes adelgazar con otras alternativas, como la Dieta Paleo, el Ayuno Intermitente, o estos alimentos para bajar barriga.

 

 


Si te gustó este contenido suscríbete para estar al día con nuevas recetas y tips 📩

¡Y recibe GRATIS nuestro Plan 7 días Batidos Detox!